La Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción
tiene la responsabilidad primaria de llevar a cabo los programas de prevención,
atención, mitigación y solución de los problemas de salud mental y adicción o
dependencia a sustancias con el fin de promover y conservar la salud biosicosocial
del pueblo de Puerto Rico.